No lo puede ver

De niño solía ver lo que otros no veían, quizás fue el inicio de todo pues la pasaba muy mal en ese entonces, pero esto es para otra historia. Sólo quería decir que al final negué mi don, lo negué tantas veces que por fin dejé de verlos, dejé de sentirlos, dejé de sentir miedo y olvidarlo por completo.

Leer más

Campeonato de fútbol

A mis 11 años, era un futbolista imparable (por lo menos eso pensaba yo) y mi posición principal siempre fue ser defensa. En un campeonato de barrio ganamos y con mucha alegría nos preparábamos para otro campeonato pero esta vez entre barrios. Estuvimos muy felices por esa hazaña, pues nos costó mucho entrenamiento llegar ahí.

Salíamos de casa cada sábado y domingo a las 7am, corríamos unos 20 minutos de ida a la cancha de fútbol y jugábamos unas 3 horas

Leer más

Un hermano mayor

De niño, y de adulto también, nunca me gustó la oscuridad, me sentía muy vulnerable y en mi época, hubo muchos apagones y teníamos que prender velas a esperar que volviera la electricidad, la cual podría alargarse hasta 2 o 3 días.

Una noche sólo en casa, se fue la luz, entonces tomé las llaves y salí a la calle a caminar.

Leer más

Vivir con una roomie

A los 20 años decidí mudarme de casa de mis padres y fui en busca de algún roomie para compartir gastos y todo eso. Luego de buscar y buscar, encontré una chica que había anunciado por Internet que, al igual que yo, salía de casa pero necesitaba un compañero.

Ella era muy bonita y al convivir con ella me di cuenta que era muy organizada. Además, desde un principio me dio las reglas de la casa.

Leer más